La alternativa inteligente (No vivas del Crédito)

Hoy día se hace muy difícil encontrar a una persona o unidad familiar que no haya de cumplir mensualmente con las obligaciones del préstamo bancario y a todos ellos les invito a que se pasen a la alternativa inteligente. Pero ¿qué es la alternativa inteligente? Pues algo tan sencillo como llevar siempre suficiente dinero en efectivo y pagar todas las compras con éste, suprimiendo el hábito de utilizar las tarjetas de crédito. Por supuesto que no será fácil cambiar un hábito – el malo – por el bueno – pagar en efectivo – .Desde este momento os invito a que tomáis las riendas de vuestro dinero, poder administrarlo mejor y si en la actualidad se mantienen deudas con tercero estudiar e implementar una estrategia de reducción y eliminación de éstas. Y reitero, pasar vuestra gestión y administración del dinero a la alternativa inteligente.

Supongo que más de uno ahora mismo estará pensando que esta información ya es conocida y nada nuevo presentamos con pasarse a la alternativa inteligente. Pero he de decir que actualmente la gran mayoría de personas no están desarrollando esta buen estrategia con el dinero (puede que un 90%) y se está beneficiando con esta manera de actual al sistema financiero y bancario cuyos intereses son totalmente opuestos a los nuestros. Parece una obviedad pero no es así y encuentro el problema anclado en la gran mayoría de mis clientes a los que trabajo en el proceso de coaching, los inconvenientes que les provoca y los pocos beneficios que les aporta, me han llevado a denominar pagar en dinero – papel o moneda – las compras habituales, la alternativa inteligente.

alternativa inteligente

La alternativa inteligente es pagar en efectivo

Pero para posicionar a esta estrategia de eliminar en lo posible, si o si, todo concepto de pagar a plazos las compras y no ver incrementada la posición deudora personal o familiar sería adecuado presentar las mayores desventajas de vivir a crédito:

  • Falsa creencia de poder
  • Menor disfrute
  • Es algo más caro
  • No lo notas tanto ( cuando lo utilizas )
  • No controlas con tanto rigor lo que llevas gastado

Y en ello existe una trampa y de la que Keith J.Cumingham – el padre rico de Kiyosaki – dijo “El crédito nos lleva a una gratificación inmediata y es la raíz de todos los problemas”.  Y en psicología se conoce muy bien que la gratificación inmediata nos hace sentir contrariados y mal momentáneamente pero a medio y largo plazo genera felicidad. Y la gran resistencia y sin duda la peor es el propio “sistema” que necesita de alimentarnos con el crédito y la deuda para su retroalimentación. La tecnología es cierto nos está llevando al mal camino en cuanto a separar a las personas del foco positivo que representa la alternativa inteligente.

Y vayamos ahora con las ventajas y beneficios que representa a las personas integrar en sus vidas esta nueva forma de gestionar el dinero que pasa por sus manos.

  • Pagando en efectivo lo notas de verdad. Notas el dolor de pagar y en el mismo instante.
  • Con tarjeta de crédito la gente compra más (incluso utilizando la tarjeta de débito)
  • Pagar en efectivo activa la consciencia del verdadero valor de las cosas. Eres consciente de cómo vas, cual es tu situación
  • Pagando en efectivo puedes negociar mejor. El efectivo tiene poder
  • Es más fácil administrarse

Un ejemplo de grupos que utilizan el dinero efectivo para todo tipo de transacciones de consumo o comerciales son los chinos. En la sociedad china que conozco y vivo muy de cerca no interactúan en absoluto con ningún banco ni entorno financiero. Siempre llevan el dinero con ellos, en el día a día pagan siempre en efectivo y en cuanto a las necesidades que sobrevienen en la generación de flujo comercial y nuevos negocios los préstamos personales y el uso del crédito lo establecen entre las propias familias. Y si estableces cualquier análisis del funcionamiento y de la operatividad de sus negocios el resultado siempre tiende a ser positivo, eso sí también puede haber excepciones que no confirman la regla.

Y para acabar dejar un pequeño trabajo a quienes hoy día utilizáis poco el dinero en efectivo. Instaurar desde este momento un nuevo hábito – el bueno – en vuestra vida y es pagar todas vuestras compras del mes en efectivo. No será fácil pero este nuevo hábito,  de superar las resistencias que vais a encontrar estos treinta próximos días, os ayudará mucho a mejorar vuestra actual situación económica y alimentará en vosotros la motivación para continuar con el siguiente paso que es el de generar ahorro. La alternativa inteligente no puede demorarse más en ser implementada en vuestra vida.